Loading...
Alfredo Aguirre Belascoain2019-02-26T08:58:22+00:00
ALFREDO AGUIRRE BELASCOAIN

Alfredo Aguirre Belascoain

Asesinado 30 de mayo de 1985. Pamplona

Alfredo Aguirre Belascoain. Estudiante.

A Alfredo Aguirre Belascoain le apodaban Godo. Era un niño rubio de trece años y con una complexión que anunciaba un cuerpo musculoso y fuerte. Estudiaba séptimo de enseñanza primaria en el colegio de los jesuitas de Pamplona. No era un buen estudiante, pero sí un gran deportista. Practicaba el piragüismo en el Club Natación Pamplona y tenía un gran futuro en ese deporte, según su entrenador. Precisamente, el día de su muerte había hecho piragua en el río Arga.

La detonación provocada por miembros de la banda terrorista ETA en el casco viejo de Pamplona, con la intención de asesinar a policías nacionales, le alcanzó en la calle cuando hablaba con una vecina por el portero automático. Su madre, Carmen Belascoain, escuchó la explosión y corrió hacia la zona. Al llegar, vio el cuerpo ensangrentado de su hijo tendido en el suelo. Tras el atentado, el Diario de Navarra publicó en portada una instantánea, realizada por un fotógrafo de la Agencia Efe, donde se observaba la misma imagen del cadáver del niño que vio su madre. El periódico tituló la noticia del siguiente modo: «Criminal atentado en el casco viejo». La fotografía mostraba también cómo sobre el capó de un coche policial alguien había dejado una zapatilla del niño y su jersey.

Cuando el presidente de la Comunidad Autónoma Navarra, Gabriel Urralburu, se ofreció a ayudar a la familia, Carmen Belascoain le respondió:

«Le agradezco todo, pero no me consuela porque yo ahora no puedo vivir, no puedo vivir. Si me hubiera ocurrido a mí sería diferente».

Al día siguiente, los colegios de Pamplona celebraron una manifestación en recuerdo de Alfredo Aguirre en la que miles de niños se juntaron en la plaza del Castillo. Conforme a la información publicada por el Diario de Navarra en su edición del 1 de junio, fueron cinco mil los escolares y adultos allí reunidos. Según contó el periódico ABC ese mismo día, en el colegio de los jesuitas donde Godo estudiaba, sus amigos llenaron la pizarra de su clase con frases como: «Alfredo, te queremos» o «Estamos contigo». En el funeral, los piragüistas del Club Natación Pamplona fueron los encargados de portar el féretro. Antes de enterrar el cuerpo, sus amigos colocaron sobre el ataúd el remo con el que habitualmente entrenaba.

Dos días después del asesinato de Alfredo, la banda terrorista ETA hizo público un comunicado en el que expresaba su «tristeza» por el crimen. La organización terrorista intentó distanciarse del asesinato del menor calificándolo como una «muerte accidental». En esta misma acción terrorista fue asesinado el policía FRANCISCO MIGUEL SÁNCHEZ.

Véase el relato completo del atentado en Francisco Miguel Sánchez.

VÍCTIMAS DEL TERRORISMO
COMPLETAR INFORMACIÓN