Loading...
Gregorio Hernández Corchete2019-02-26T08:53:11+00:00
No foto

Gregorio Hernández Corchete

Asesinado 15 de octubre de 1982. Leiza/Leitza (Navarra)

Gregorio Hernández Corchete. Calderero.

Gregorio Hernández Corchete acudió al cuartel de la Guardia Civil de Leiza a renovar el permiso de armas de su escopeta de caza. Iba acompañado por dos cuñados y, una vez terminada la gestión, hacia las 20:00 horas, se dispuso a salir a la calle. En ese momento, miembros del Comando Goierri de ETA, situados en un monte frente a la casa-cuartel, ametrallaron la instalación policial, disparando con fusiles de asalto y lanzando una granada. El vecino de Leiza fue alcanzado por los primeros disparos en la yugular y en la pierna, y cayó en la puerta mortalmente herido. Otras tres personas, entre ellas un sargento y un cabo, sufrieron heridas de pronóstico reservado. La planta baja del cuartel, en el que vivían cinco familias, quedó destrozada por la explosión de la granada de fusil. Las oficinas de atención al público, el cuerpo de guardia y el dormitorio de solteros fueron las dependencias en las que más daños se produjeron.

Gregorio Hernández, de veintisiete años, estaba casado y tenía tres hijos, de uno, dos y tres años. La víctima había nacido en la localidad de Araya (Salamanca), aunque vivía en Leiza desde hacía varios años. Trabajaba en una empresa ubicada en Tolosa, por lo que diariamente realizaba viajes de ida y vuelta entre el municipio guipuzcoano y su lugar de residencia.

El miembro de ETA Juan María Tapia Irujo fue condenado, por la sentencia número 28 dictada en abril de 1988 por la sección 3.ª de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, a 26 años de prisión mayor por el delito de asesinato, así como a otra pena de 20 años y 1 día de reclusión mayor por el delito de atentado y lesiones. El condenado estaba obligado a satisfacer una indemnización por valor de 10 millones de pesetas a los herederos legales de Gregorio Hernández; 1.170.000 pesetas a Manuel Escobar; 150.000 pesetas a Manuel Vilariño, y la misma cantidad para Emilio Muiños, que habían resultado heridos.

VÍCTIMAS DEL TERRORISMO
COMPLETAR INFORMACIÓN