Loading...
Juan Atarés Peña2019-02-26T08:59:40+00:00
Juan Atarés Peña

Juan Atarés Peña

Asesinado 23 de diciembre de 1985. Pamplona

Juan Atarés Peña. General de Brigada de la Guardia Civil.

Juan Atarés Peña había rechazado repetidas veces llevar escolta, a pesar de que la organización terrorista ETA había intentado asesinarle en cuatro ocasiones, truncadas todas ellas por diversos motivos. Esta vez los terroristas lograron su objetivo.

El general solía pasear por el parque pamplonés de la Vuelta del Castillo, ubicado a escasos metros de su vivienda. Aquel día de invierno, a mediodía, cumplía con su rutina cuando dos etarras se apearon de un turismo previamente robado. La terrorista Mercedes Galdós disparó al militar tres tiros por la espalda. Las heridas sufridas en la cabeza causaron la muerte inmediata de la víctima. Un tercer integrante de ETA esperaba a los terroristas en el citado vehículo con el motor encendido para emprender la huida.

El general Atarés nació en Huesca en 1918. Estaba casado y tenía cuatro hijos. El militar estaba en posesión de varias condecoraciones, entre ellas la Gran Cruz de la Orden de San Hermenegildo, una por la campaña de Rusia, la Medalla de la Cruz Roja al Mérito Militar y la Cruz de Guerra. Estaba en situación de reserva activa desde 1979, tras un incidente de insubordinación con el entonces ministro de Defensa y vicepresidente del Gobierno, Manuel Gutiérrez Mellado, del que salió absuelto. Según relató ABC un día después de su asesinato, disconforme con la política antiterrorista del Ejecutivo, Atarés llamó a Gutiérrez Mellado «embustero» y «traidor» durante una reunión celebrada en Cartagena en noviembre de 1978 ante un millar de oficiales del Ejército y de la Guardia Civil.

La viuda del general, María Luisa Ayuso, y una hija llegaron a los pocos minutos al lugar del crimen. La información gráfica de la edición de los diarios españoles del día siguiente recogió instantáneas en las que se observaba la dramática imagen de la esposa abrazada al cadáver de su marido. María Luisa Ayuso declaró en esos duros momentos: «Ha muerto como un valiente y yo les perdono, ahora que todo el mundo habla de odio» (ABC, 24/12/1985). Asimismo, la viuda manifestó al diario El País:

Perdonamos a todos, pero no podemos admitir que personas implicadas en delitos sangrientos salgan tranquilamente a la calle, mientras que otras, pobres que roban un racimo de uvas para poder comer, tengan que pagar la totalidad de la condena en la cárcel.

En 1987 una sentencia de la Audiencia Nacional condenó a Juan José Legorburu Guerediaga y a Mercedes Galdós Arsuaga a sendas penas de 29 años de prisión y 5 meses por los delitos de asesinato y atentado contra la autoridad. No fueron las únicas condenas por el asesinato del general Atarés, pues María Cruz Azcona Larreta fue considerada cómplice del crimen y condenada por ello a la pena de 10 años y 1 día de prisión mayor. La sentencia incluía también la obligación de los procesados de indemnizar a la viuda de Atarés con la cantidad de 30 millones de pesetas, que debían ser satisfechos conjunta y solidariamente por los tres etarras juzgados.

VÍCTIMAS DEL TERRORISMO
COMPLETAR INFORMACIÓN