Loading...
Presentación2019-01-17T10:10:33+00:00

«Murió por lo que había vivido: la libertad, la justicia y la paz»

El 6 de mayo de 1998 la organización terrorista ETA asesinó a Tomás Caballero Pastor, concejal regionalista del Ayuntamiento de Pamplona.
Las balas criminales acabaron con la vida de un hombre que, desde la representación democrática ganada en las urnas y el compromiso ético con la sociedad, se enfrentó a los terroristas para decirles que no lograrían doblegar la voluntad popular de paz y libertad ni arrancarían por el miedo las convicciones personales, como la suya, en defensa de los derechos humanos.

«No nos queda otro remedio a los demócratas que cerrar filas y plantar cara no sólo a los asesinos, sino también a quienes les apoyan», había dicho en una de sus últimas intervenciones municipales. Acabaron con su vida pero su mensaje permanece. Y los principios y valores que informaron su acción política acabarán con el terrorismo.

La biografía de Tomás Caballero es un ejemplo continuado de servicio activo a su pueblo. Presidió en los años 60 y 70 el Consejo de Trabajadores de Navarra contra el sindicato vertical; municipalista vocacional, fue concejal y alcalde en los años 70; político inspirado en el humanismo cristiano, participó en proyectos serenamente renovadores y renovadamente serenos, como él era, que forman hoy parte de la historia de la transición hacia la democracia. Cuando volvió como concejal al Ayuntamiento de Pamplona en 1995 asumió el compromiso de defender frente a ETA la causa de la democracia por la que había luchado.

Por eso le asesinaron. Porque no hablaba de una democracia abstracta, una libertad desencarnada o una paz confusa, sino de una democracia y una libertad encarnadas y vivientes en una Navarra democrática y foral y en una España autonómica, libres, solidarias y en paz. Porque representaba todo aquello que los terroristas pretenden destrozar. Porque expresaba sin equívocos un mensaje de convivencia vinculado a los derechos humanos.

La Fundación Tomás Caballero nació para mantener su memoria, como una parte de la memoria colectiva, con el reconocimiento de la persona, su pensamiento y su acción social. Y al recordar a Tomás Caballero, rinde el mismo homenaje de gratitud a todas las víctimas de ETA. Porque más allá de los cargos representativos, los uniformes o la profesión de las víctimas, los terroristas asesinan a una persona con su familia, sus ilusiones, su futuro, su dignidad.

Nada ni nadie nos puede ser ajeno en la defensa de la democracia. Todos los recuerdos son el mismo recuerdo de quienes perdieron al familiar, al amigo, al compañero. La Fundación Tomás Caballero recoge el legado de las víctimas para el desarrollo de los derechos humanos, la paz, la justicia social y los valores democráticos.

Biografía

Nacido el 25 de Febrero de 1935, vivió su infancia en Tudela, ya en su juventud fue cofundador de la Asociación Muskaria, a los 18 años comienza su vida profesional en Fensa (Iberdrola), es trasladado a Pamplona, ciudad en la que continua su compromiso social:

  • En 1963, Presidente del Sindicato Sectorial de la Energía.

  • En 1967 es elegido Presidente del Consejo de Trabajadores de Navarra, cargo que desempeña hasta 1974.

  • En 1971 entra en el ámbito político como Concejal del Ayuntamiento de Pamplona en el bloque de concejales «sociales».

  • En 1976 asume la Alcaldía accidental hasta mediados del 77 que dimite para presentarse a las 1ª elecciones generales.

  • En 1978 deja la escena política y sigue ligado al sindicalismo independiente hasta 1987.

  • En 1984, Presidente de la sociedad deportiva-cultural «Oberena», función que desempeña durante diez años, hasta 1994.

  • El 6 de Mayo de 1998, siendo portavoz de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, los terroristas de ETA le asesinan a las puertas de su casa.

Tomás Caballero estaba casado, tenía cinco hijos y ocho nietos y recientemente se habia jubilado en Iberdrola, después de 42 años de trabajo.

Desde Fundación Tomás Caballero queremos agradecer tu apoyo en nuestros objetivos y revindicaciones. Si deseas apoyar a las víctimas del terrorismo y luchar por las libertades.

COLABORA