Loading...
Sebastian Arroyo González2019-02-26T08:47:09+00:00
Sebastián Arroyo González

Sebastian Arroyo González

Asesinado 8 de enero de 1980. Alsasua (Navarra)

Sebastián Arroyo González. Guardia civil retirado.

Sebastián Arroyo González había pertenecido a la Guardia Civil, cuerpo del que se había retirado hacía diez años para trabajar en la empresa Igartex, en Alsasua, dedicada a la fabricación de guantes. El 8 de enero de 1980, a las 19:30 horas, salió de las instalaciones de la empresa a bordo de su automóvil para dirigirse a su domicilio. Durante el trayecto, varios miembros de ETA que viajaban en otro turismo lo ametrallaron, por lo que Sebastián perdió el control de su coche y se salió de la calzada.

El atentado se produjo en las cercanías del Parque de Bomberos, algunos de cuyos miembros se dieron cuenta de la salida del coche de la calzada y acudieron a socorrer al conductor. El ex guardia civil, alcanzado por seis disparos, fue trasladado por los bomberos a la casa de socorro de Alsasua, donde recibió la primera atención médica antes de ser conducido al hospital de Navarra, donde falleció al día siguiente.

Al conocerse la noticia del atentado, el Ayuntamiento de Alsasua, que se encontraba reunido, acordó redactar un escrito condenando enérgicamente la acción terrorista, de la que se hizo responsable ETA militar.

Sebastián Arroyo González, de cincuenta y tres años, natural de Sobradillo (Salamanca), estaba casado y tenía cuatro hijos. Residía en Alsasua desde hacía treinta años. Durante los últimos diez había trabajado como encargado en la empresa Igartex.

La Audiencia Nacional, en la sentencia número 167, dictada en 1981 por la sección 1.ª de la Sala de lo Penal, condenó a Jesús Razquin Mendinueta, por realizar labores de vigilancia sobre la víctima, a la pena de 1 año de prisión menor y a indemnizar a la familia de Sebastián Arroyo con 8 millones de pesetas.

VÍCTIMAS DEL TERRORISMO
COMPLETAR INFORMACIÓN