Loading...
Vicente Luis Garcera López2019-02-26T08:51:45+00:00
VICENTE LUIS GARCERA LÓPEZ

Vicente Luis Garcera López

Asesinado 17 de abril de 1982. Pamplona

Vicente Luis Garcera López. Policía nacional.

El día 17 de abril, ETA cometió tres atentados con granadas de carga hueca contra instalaciones y efectivos policiales, dos de ellos en Vizcaya donde fueron atacadas la Comandancia de la Guardia Civil, en Bilbao, y un bloque de viviendas de este cuerpo en Algorta y la tercera en Pamplona. Las acciones terroristas, por el armamento utilizado, tuvieron un gran impacto mediático. Nunca antes ETA había empleado lanza granadas en sus atentados. Pero, además, en el caso de Pamplona, causaron una víctima mortal.

El objetivo atacado fue una tanqueta de la Policía Nacional que desde el barrio de La Magdalena se dirigía a su acuartelamiento, a las tres de la madrugada, pasando por un puente sobre el río Arga. El vehículo trasladaba a un grupo de agentes que acababa de ser relevado en un puesto de vigilancia de una subestación eléctrica.

El vehículo policial se disponía a subir por la cuesta de Labrit, hacia el centro de la ciudad, cuando miembros del Comando Nafarroa de ETA, que esperaban ocultos entre los árboles, dispararon una granada anticarro sobre la parte delantera del vehículo. El proyectil perforó la cubierta blindada de la tanqueta y estalló en su interior. Como consecuencia de la explosión sufrieron heridas de diferente consideración los policías nacionales Vicente Luis Garcera López, Teodomiro Díaz Flores, Antonio Valero Sala, Higinio Urbano Espinosa, Juan García de la Lastra, Francisco Núñez Rodríguez, Gregorio Martín San Memerto, Emilio Lebrero Rodríguez y Miguel Rueda Malo.

A pesar de ser trasladados de urgencia al hospital provincial, Vicente Luis Garcera, conductor del vehículo, fallecía pocos minutos después de ingresar. La víctima, de veintinueve años, casada y con una hija, era natural de Valencia y estaba destinado en Pamplona desde 1980. Su compañero, Teodomiro Díaz Flores, natural de Santa Olalla de Cala (Huelva), tenía veintitrés años en el momento del atentado y apenas llevaba nueve meses en Pamplona. Fue operado en el hospital de Navarra, donde le amputaron la pierna izquierda.

La sentencia número 19 dictada en 1983 por la sección 3.ª de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó a Manuel Víctor Tomás Salvador Labat a una pena de 10 años de prisión mayor como encubridor, por haber albergado a los terroristas que cometieron el atentado. Posteriormente, en 2004 la sentencia número 24 de la sección 2.ª de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó a Juan José Legorburu Guerediaga y Mercedes Galdós Arsuaga a sendas penas de 30 años de reclusión mayor por un delito de atentado con resultado de muerte, y a ocho penas de 23 años de reclusión mayor por cada uno de los delitos de asesinato frustrado. Además, los condenados debían indemnizar a los herederos del fallecido con 180.300 euros, y con un total de 520.000 euros a los policías que resultaron heridos.

VÍCTIMAS DEL TERRORISMO
COMPLETAR INFORMACIÓN